Ya no es responsable comer en restaurantes, pero ¿Qué hay de las entregas y la comida para llevar?

Allan Arditti General, Restaurantes Leave a Comment

En medio de la pandemia de COVID-19, las ciudades y los estados están limitando a los restaurantes solo para llevar y entregar. A continuación, te explicamos cómo puedes evitar riesgos para la salud y apoyar a restaurantes locales.

Artículo original de Jenny G. Zhang traducido y editado por Allan Arditti

A medida que el nuevo coronavirus continúa extendiéndose por el mundo, varios países, estados y ciudades han ordenado que todos los bares y restaurantes cierren sus puertas, a excepción del servicio para llevar y entregas. Pero incluso en áreas donde el servicio a mesas todavía está permitido, lo más responsable es renunciar a una comida en el establecimiento, en favor de las opciones de entrega o para llevar. Los expertos en salud pública, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han pedido a la población que reduzca las reuniones masivas y la interacción personal, como las que pueden tener lugar en establecimientos con comida y bebida, en un esfuerzo por ayuda a "aplanar la curva" al disminuir la transmisión de COVID-19, evitando un pico en los casos que podrían abrumar a los hospitales.

Para los afortunados que pueden seguir la recomendación de distanciamiento social al quedarse en casa o limitar su contacto con los demás, la idea de ordenar alimentos puede generar un par de preguntas: Primero, ¿es seguro? En segundo lugar, ¿es ético exponer a un repartidor a los riesgos que se buscan evitar?

La respuesta a la primera pregunta generalmente sí, con algunas reservas. Actualmente no hay evidencia de que los alimentos estén asociados con la transmisión de COVID-19, según la CDC y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), aunque Vox informa que hay "creciente evidencia de transmisión fecal a oral, lo que significa que puede ingerir el virus por materia fecal, a través del lavado de manos inadecuado o alimentos y agua contaminados. " Vale la pena señalar que la mayoría de los restaurantes están obligados a seguir las normas de seguridad alimentaria, además de las medidas adicionales que ahora se implementan a raíz de COVID-19. Cuando se trata del virus, los mayores riesgos de seguridad de transmisión están asociados en gran medida a la interacción con otras personas.

La respuesta a la segunda pregunta es un poco más complicada. Sí, debemos ser conscientes de la realidad a la que se enfrentan actualmente muchos repartidores: un trabajo físico exigente, robo y delincuencia, bajos salarios, falta de beneficios para los empleados y, en medio de esta pandemia, una mayor exposición a personas que pueden estar enfermos. Pero al mismo tiempo, los trabajadores dependen de esas órdenes de entrega para pagar sus gastos y mantener a sus familias. "Todo el mundo ha dicho: si estás enfermo, quédate en casa", nos dijo un repartidor. "Pero si me quedo en casa, no me dan incapacidad y no me pagan”. La realidad es que los clientes que no piden comida podrían terminar perjudicando más a los repartidores, sin mencionar a los restaurantes que preparan las comidas.

En una pandemia, no hay soluciones perfectas y claras, pero hay formas en que como individuos podemos tomar para mitigarán los riesgos de contagio tanto para nosotros como para los repartidores. Aquí hay algunas sugerencias:


Considera qué método de pedido es el adecuado para ti

Si tus restaurantes favoritos tienen opciones de entrega propia, considera hacer un pedido directamente a través de ellos en lugar de recurrir a aplicaciones de terceros. Las aplicaciones de terceros le cobran comisiones altas y les imponen formas de trabajar frustrantes.  Adicionalmente, los repartidores propios están en contacto con menos personas que los de aplicaciones de terceros.

Pero en el caso de que tus restaurantes preferidos solo entreguen a través de plataformas como Uber Eats o Rappi, hay otros factores que puedes evaluar. Por ejemplo,¿qué medidas de higiene están tomando? ¿qué compañías están brindando protección a los repartidores en riesgo o ayudando a restaurantes cuyo negocio está cayendo en picada?

En México Uber Eats y Rappi, están ofreciendo entregas gratis para varios establecimientos estimulando ventas y teóricamente han reforzado sus medidas de higiene proporcionándole gel desinfectante a los repartidores.

En Estados Unidos, empresas como Uber Eats y Postmates están ofreciendo hasta dos semanas de incapacidad pagada a repartidores que sean diagnosticados con COVID-19 y cumplan con un mínimo de entregas. Desafortunadamente no pudimos encontrar que medidas están tomando las empresas  en Mexico con sus repartidores.


Minimiza el contacto humano

Michael Knight, profesor de medicina en la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad George Washington, comento a principios de marzo, "el problema es la gente, no la comida " cuando se trata de la transmisión de COVID-19 en el contexto de la comida. Según la CDC la recomendación es mantener una distancia de por lo menos un metro y medio entre las personas para evitar la exposición a las gotas respiratorias que pudieran transmitir el virus.

Si optas por recoger tu pedido de un restaurante, evita las horas pico para que encuentres menos personas con las que pudieras entrar en contacto en el restaurante.

Si estás enfermo, tienes un alto riesgo de enfermarte gravemente por COVID-19, o si no puedes quedarte en casa como medida de distanciamiento social, elije la entrega en lugar de recoger para evitar interactuar con más personas.

Cuando solicites una entrega, solicítala sin contacto, para que los repartidores dejen la comida en tu puerta o en un lugar designado sin ninguna interacción personal, reduciendo el riesgo de transmisión de persona a persona.  La mayoría de las aplicaciones, han introducido la entrega sin contacto en opciones desplegables. Otras están alentando a los clientes a escribir una nota que especifique la forma de entrega al realizar un pedido.


Desecha o desinfecta las superficies que pudieran estar contaminadas

Según la CDC, "Es posible que una persona se contagie de COVID-19 al tocar una superficie u objeto que tenga el virus y luego se toque la boca, la nariz o posiblemente los ojos, pero no se cree que esto sea la principal forma de propagación del virus ".

Sin embargo, debemos de tomar precauciones y tirar inmediatamente los materiales y empaques que vienen con la entrega de alimentos (bolsas, recibos, menús, etc.), y de preferencia desinfectar las superficies que entraron en contacto con el paquete. Los investigadores han descubierto que el virus puede sobrevivir en las superficies durante varias horas, inclusive días, dependiendo del material de la superficie.


Lávate las manos y mantén buenas prácticas de higiene

Lavarse las manos sigue siendo una de las consideraciones más importantes que las personas pueden hacer para protegerse a sí mismas y a los demás. Después de tocar superficies potencialmente contaminadas, antes y después de comer, lávate bien las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Si no hay agua y jabón a la mano, puedes usar desinfectante para manos a base de alcohol o alcohol puro.

Otras prácticas de higiene recomendadas incluyen no tocarse la cara con las manos sin lavar, así como asegurarse de toser o estornudar en un pañuelo de papel (o, si no está disponible, en un codo doblado) y lavarse las manos inmediatamente.


Abstente de compartir

En general, es aconsejable no compartir bebidas o utensilios. Particularmente en la situación actual, es prudente no compartir comida. Si necesita dividir una orden de comida, divide la comida en platos separados antes de comer con tus propios cubiertos.


Ofrece propina y califica positivamente

La realidad es que muy pocas personas dejan propina en una entrega. En una situación como la pandemia actual, es sensato y correcto dejar una propina.  Si ya lo hacías, considera duplicar el monto. Piénsalo de esta forma: otro ser humano se arriesgó y expuso a un virus altamente infeccioso para que tu puedas comer sin dar un solo paso afuera. Eso tiene que valer algo.

Otra forma de mostrar tu gratitud a los repartidores es dejarles altas calificaciones.  Todos los repartidores dependen de la calificación que les das para mantener su trabajo. “Los trabajadores con calificaciones más altas obtienen preferencia en los pedidos, lo que significa que pueden trabajar más. Muchas plataformas tienen un umbral de cuán bajas pueden ser las calificaciones antes de que un mensajero sea eliminado del servicio por completo ”.

Considera también dejar una buena reseña para el restaurante, ya que ellos también pueden ser ayudados o perjudicados por lo que los clientes opinan.


Apoya a los restaurantes locales, personal y repartidores en otras formas

Los restaurantes, que ya son notoriamente difíciles de operar, están enfrentando grandes pérdidas y, con ello, la capacidad de mantener a su personal. Si desea ayudar a tu restaurante favorito a sobrellevar esta tormenta, algunos han sugerido comprar tarjetas de regalo o productos que les ayuden a obtener flujo de efectivo en este momento crítico. Otros pueden considerar contribuir a fondos para cantineros, servidores y otros miembros de la industria de servicios, ya sea a través de fondos de ayuda organizados o directamente a los trabajadores que lo necesiten.

Share this Post

Comentarios